De los Ameritrash a los Eurogames

Por Pablo del Aguila

Al hablar de juegos de mesa es inevitable adentrarse en una cuestión que ha atormentado durante siglos a la humanidad, ¿Eurogames o Ameritrash? Y, ya sé que está bastante trillada esa manía que tenemos de querer clasificarlo todo o de formar bandos sobre cualquier cosa que se discuta. Clasificar juegos de mesa en realidad es más difícil de lo que parece, es como si tratáramos de enumerar todas las corrientes derivadas del post-punk o determinar si algún sistema operativo de software libre desciende de Debian o Fedora.

Pues, en esta ocasión al más puro estilo de los Montesco vs Los Capuleto, vamos a enfrentar a dos de los grandes de la temática boardgamera (en un sentido formal, los Wargames serían el otro en disputa) y a exponer a mi parecer, en cuales puntos la rompen y en cuales otros, no tanto...

Desde mis inicios en el mundo del tablero, me paseaba por foros y canales sobre juegos de mesa, devorando reseñas, walkthroughs y unboxings, para conocer acerca de la temática, las reglas y las opiniones sobre diferentes títulos. Fue acá donde conocí esas dos palabras con las que etiquetaban a ciertos grupos de juegos, por sus características diferentes y hasta opuestas.

Los Eurogames:

Surgen de la filosofía de diseño que se popularizó en la década de los 70s en Alemania, de esto que también sean llamados “juegos de estilo alemán”. Este tipo de juegos tiene como norma principal que la estrategia predomine por encima del azar, incluso careciendo totalmente de él.

La duración de las partidas puede ser relativamente corta, y este relativamente debería ir entre comillas porque existen grandes excepciones de juegos que pueden durar más de 120 minutos. Por norma general, el punto gordo de los euros es su mecánica. Los autores se esmeran porque todo luzca como una máquina de acero inoxidable, aceitada y funcionando a la perfección, lo importante es que la colocación de piezas (algunas con muy poco detalle), la generación de recursos y la construcción de mazos sea clara y plenamente establecida.

La inmersión en la temática no es necesaria, no importa que el juego tenga una ambientación en el periodo Maya preclásico tardío, o en los Mares del Norte para rendir tributo a Odín, si la mecánica va, incluso puede entrar en el terreno de lo abstracto.

Partida de Food Chain Magnate.

La gran mayoría de estos juegos tienen como objetivo conseguir puntos de victoria como recompensa por realizar ciertas acciones, es inverosímil que en un Euro un jugador sea eliminado y salga del juego, si vas perdiendo tenés que morder el polvo hasta el final de la partida.

Los colonos de Catán y posteriormente rebautizado como Catán a secas, es el culpable de hacer famoso y de llevar este tipo de juegos por los confines del universo. De hecho, cuenta la leyenda que para ser eurogamer, tenés que pasar por el ritual de iniciación de jugar Catán… (risas enlatadas).

El mítico Catán.

Los autores más influyentes del género son: Klaus Teuber, Wolfgang Kramer, Alan R. Moon, Andreas Seyfarth, Uwe Rosenberg, Bruno Faidutti y Friedmann Friese.

Mención especial para este último, cuyo sello característico es su cabello verde (a lo vocalista de NOFX), al igual que las cajas de sus juegos y que todos sus títulos (en idioma original) empiezan por la letra F. Es de lejos mi autor Euro favorito, por sus juegos absurdos y el humor sin sentido que inyecta en cada una de sus publicaciones.

Friedmann Friese viendo cómo no te alcanza para energizar tu Power Plant.

Para gustos colores, y para Euros igual… La lista puede ser larga, pero considero que los más representativos de este género, son:

  • El Banquete de Odín
  • Power Grid
  • Terraforming Mars
  • Viticulture
  • Tzolk’in
  • Food Chain Magnate
  • Puerto Rico
  • The Castles of Burgundy
  • Caverna
  • Grand Hotel Austria

Los Ameritrash:

Por allá por los ya lejanos 2000s, surgió un hilo en el sitio de BoardGameGeek en el que se denominaba despectivamente a los juegos de temática americana donde imperaba el azar y cuyas características chocaban con la cultura eurogamer. Y así, literalmente “basura americana” terminó por cuajar y pasó a ser aceptado por la comunidad global para clasificar los juegos de esta índole, nacerían los Ameritrash.

En este tipo de juegos el azar es el aspecto dominante, sí, al fin de cuentas nada como la adrenalina de confiar en el corazón de los dados para definir una partida a vida o muerte, y mandar toda la estrategia que habías cuidadosamente diseñado durante todo el juego por la borda. La mayoría de los juegos de este tipo tiene duraciones que van por encima de los 120 minutos, muy por encima…

Nada como el olor a Zombicide un sábado por la tarde.

La inmersión en el juego es mucho más importante que la mecánica en sí, lo importante es siempre reflejar la temática por encima del cómo se juega. Los reglamentos son extensos y complejos, aunque existen excepciones de reglas simples para diferentes situaciones específicas.

El objetivo final no solamente es alcanzar la victoria porque sí, sino también haber masacrado a uno o varios oponentes en el camino para lograrlo. Los juegos generalmente están ambientados en temas fantásticos o con referencias a sagas conocidas como Star Wars, El Señor de los Anillos o Game of Thrones. También pueden tener características de juegos de rol como Los Mitos de Cthulhu o Dungeons and Dragons, y en muchas ocasiones suelen ser confundidos con estos.

Game of Thrones el juego de mesa.

Por lo anterior se podría decir que los Ameritrash están enfocados en un público con gustos más específicos, por lo que suelen ser más elaborados. Los componentes destacan por tener alto grado de detalles, lo que los hace incluso más comerciales, ya que algunos de estos elementos pueden llegar a ser de culto y muy cotizados por coleccionistas empedernidos y compradores compulsivos (con síndrome de Diógenes como su servidor).

Los autores destacados de este género son: Larry Harris, Richard Launius, Christian T. Petersen, Raphael Guiton y sus secuaces, y su majestad Richard Garfield, PhD.

La empresa Fantasy Flight, ahora parte de Asmodee, ha sido la editorial de bandera de los Ameritrash, publicando varios de sus juegos más emblemáticos. Muchos de estos títulos han sido traducidos por la española Edge.

Los Ameritash más influyentes son:

  • Zombicide
  • Betrayal (at Baldur’s Gate o at House on the Hill en cualquier orden)
  • Fallout
  • Risk Legacy
  • Arkam Horror
  • Twilight Imperium
  • Descent
  • Mansion of Madness
  • Battlestar Galactica
  • Merchants & Marauders

Cuestión de gustos, cuestión de filosofías…

Pues nada, decir que he sido un amante de los Ameritrash desde los inicios. Puede que sea derivado de mi afición por los Wargames y las características que comparten. Lo he pasado increíble con extensas partidas inmersas en temáticas de lo más variadas y que todo se resuelva en una tirada podrida de dados. La aleatoriedad de la vida, que le llaman.

De igual forma considero que todo depende del grupo de juego en el que te encontrés. Hasta ahora con mi grupo de juegos actual, me he introducido en el maravilloso mundo de los Euros, y no me quejo para nada, se disfrutan también muchísimo.

En la actualidad creo que es bastante raro que un diseñador se ponga a pensar “voy a hacer un Euro o voy a hacer un Ameritrash”. Creo que más bien hace un balance de las prioridades que quiere manifestar en su juego. Añadir complejidad, establecer la mecánica, en qué tema basará su ambientación. De esto surgen juegos denominados “híbridos” que contienen características de ambos géneros.

Todo preparado para perder mi dignidad en Scythe.

Uno de mis juegos favoritos es Scythe, y no lo mencioné en ninguna de las dos categorías, porque incluso es motivo de debate en los foros sobre a qué género pertenece. Disfrutable de principio a fin, asimétrico y con el toque de confrontación necesaria. Describe las características que debe tener un boardgamero, un poco de todito…

¿Y ustedes son #TeamEuro o #TeamAmeritrash?

6 comentarios

  • Excelente reseña, con risas incluidas y el “mítico” juego. La verdad es que a veces pienso que a los que nos gustan los juegos de mesa deberíamos juntarnos más seguidos porque somos como una raza incomprendida… Y me emocioné al leer sobre el juego de los Mitos de Cthulu… Muero por poner mis manos en uno de esos. Gracias Pabli por compartir de tu sabiduría.

    Sonia
  • Acertadas las analogías !!!!

    Pelo Pantone # 15-5217.

    Rose Aguilar
  • Buena onda por pasarse por el blog, Angel, Andrea y Alan. Y, sí… Esperemos hacer una de Clix pronto, tengo bastante contenido de las partidas épicas con los equipos elaborados del tío loco. Saludos, #cheboludo.

    Pabli
  • Muy buena reseña, #soyteamsotano, haber cuando se dispara una de heroclix y mención honorifica a tacoatzin. yeah…

    Alan Lpez
  • Que buen artículo! 💯

    Andrea

Dejar un comentario